Todos quieren un Jimmy Choo. No importa que la firma británica esté en trámites de venta, según la prensa inglesa. Sus diseños son otra historia y llevar uno de estos zapatos que nacieron hace 14 años en Londres es un auténtico lujo (y honor) que no todos los pies femeninos pueden permitirse.
Sin embargo, y a pesar de su alto precio, la fiebre por llevar un Jimmy Choo sigue copando los deseos de miles de mujeres de todo el mundo que ven en el zapato la prenda perfecta para cubrir esa parte del cuerpo que requiere un cierto mimo a la hora de andar.
Famosas como la actriz francesa Marion Cotillard, Kirsten Dunst o la cantante Jennifer Lopez son algunas de las que han caído rendidas ante estos diseños. Todo esto se debe a que Jimmy Choo continúa envolviendo con sus diseños decenas de páginas de las revistas con más glamour del mundo como Vogue, Bazaar, Tatler o Elle. Bueno, sin olvidar a las protagonistas de la serie Sexo en Nueva York, que gracias a su culto a la moda, y con permiso de Manolo Blahnik, han conseguido elevar a Choo a lo más alto.
El arma casi universal de este calzado es utilizar el tacón siempre y otorgar a la sandalia la importancia que se merece. Rojo, negro, estampado de leopardo, cuero metálico y charol. Cualquier material sirve para crear uno de las mejores ofertas zapatos del alto standing.
Además, en los últimos años han ampliado su oferta y también se pueden adquirir bolsos, gafas de sol y carteras a partir de los mismos bocetos que utilizan para fabricar zapatos. Todo para crear a la perfecta mujer Jimmy Choo.
Pero entre tantos suspiros, calidad y moda, se encuentra el inconveniente: el bolsillo. En España, la firma sólo tiene tres tiendas. Una en Madrid, otra en Puerto Banús (Marbella) y otra en Barcelona, para todas aquellas fashion victims que no les importe gastarse alrededor de 500 euros en un par de joyas para los pies. Todo es poco si se quiere ir a la moda y elegante. Aunque no se coma en un mes.

Fuente: http://www.noticias247fm.com